Ja no sou tan "Anònims"

viernes, junio 01, 2007

LAS ELECCIONES HAN PASADO, LA LUCHA CONTINÚA

Alineación al centro
Comité Ejecutivo:



Pendientes de una evaluación más amplia que hará el Pleno de nuestro CC que se reunirá durante el mes de Junio, el CE del PCPE realiza, trazando sólo los principales ejes, la siguiente declaración al objeto de ayudar a situar correctamente al conjunto de la clase obrera y los sectores populares ante la situación política que se abre tras las elecciones del 27 de Mayo.




LAS ELECCIONES HAN PASADO, LA LUCHA CONTINÚA
Los intereses del pueblo y de la clase han de buscar su propio camino en la lucha diaria


Una primera consideración es que el sistema de dominación se reproduce y perpetúa a través de los resultados obtenidos. En pocos casos cambia la posición institucional de los sujetos políticos que lo representan, pero siguen dominando los mismos intereses de clase: los de las distintas burguesías, los del poder del dinero y la explotación de nuestra clase y pueblos.

La ausencia, por ahora, de una propuesta y un discurso revolucionarios con capacidad de convocar a amplios sectores de la clase obrera y de las capas populares, hace que -con la excepción de Euskadi y Nafarroa-, progresivamente se consolide un electorado con un perfil cada vez más acrítico con el sistema. La movilización ultra del PP, durante estos tres últimos años, ha logrado y ha sido capaz de motivar y aunar a su electorado. El PSOE, salvo para consolidar su poder local en las medianas y pequeñas localidades -como muestra evidente de un creciente y reaccionario clientelismo- ha sido incapaz de movilizar el voto de los sectores populares contra el PP; al igual que le ha pasado a IU con el PSOE, la relativa desmovilización de su electorado viene motivada por su incapacidad para realizar una propuesta claramente diferenciada de la del PP.

Con un discurso unificado en las cuestiones estratégicas: participación popular, servicios públicos, gestión del suelo, modelo económico y de estado… el electorado –incluyendo lógicamente a amplios sectores del pueblo- se alinea cada vez más con la opción que en cada momento se identifica más con el Poder.

Este sistema ejerce la dominación con violencia extrema, pero sin que por ello, aún, se le genere quiebra social alguna. Salvo por los votos antisistema (voto al PCPE, a la Izquierda Abertzale y a las distintas candidaturas populares que se han podido fraguar), y, aunque de una forma menos activa, por el voto en blanco, el nulo y una pequeña parte la abstención, el sistema avanza a pasos agigantados hacia la uniformización –representada en la fuerza del bipartidismo- de la vida política institucional, y cercena definitivamente las expectativas de construir alternativas creíbles dentro de él.

En este sentido, en una primera lectura, el resultado electoral expresa a las claras que si el PSOE no es capaz de llegar a las próximas elecciones generales, con el proceso político de negociación en Euskadi abierto y avanzando, se encontrará con el problema de un PP que, con su discurso reaccionario, crece entre un electorado que, por su docilidad política, se identifica fácilmente con un discurso primario, maniqueo y patriotero. Incapaz de mostrarse diferente en todas las cuestiones fundamentales (no olvidemos nunca que ambos representan el mismo interés de clase) el PSOE está obligado a quitarle la “carnaza” de”ETA” y el “terrorismo” al PP para asegurarse una victoria cómoda en la próximas elecciones generales. Eso, o dar por finalizado el proceso por ahora y encabezar la respuesta más cruel y policial del Estado y dejar al PP sin discurso. Ya en la cuestión de la inmigración, el PSOE, asumiendo las políticas más reaccionarias y criminales (deportaciones, muros…) ha sido capaz, en gran medida, de bloquear la ofensiva del PP.

LA FORTALEZA INCUESTIONABLE DE LA IZQUIERDA ABERTZALE.

En todo el proceso político vivido últimamente en Euskal Herría, la Izquierda Abertzale ha venido demostrando una envidiable capacidad de movilización de su base social; una vez más, la convocatoria electoral del 27-M ha servido para demostrar su fortaleza organizativa y política. Pese a ser unas elecciones no democráticas en Euskadi y Nafarroa, al dejar sin opción de elegir a la IA al 60% de la ciudadanía vasca, el comportamiento ejemplar de la base social de la izquierda abertzale vuelve a dejar bien clara necesidad de la vía de la negociación y el acuerdo político como único camino para alcanzar el cese del conflicto Euskal Herria-Estado español y de su expresión de violencia armada.



IU, DE MULETA DEL PSOE A REPOSAPIES DEL PODER.

IU, sin espacio político propio y con un discurso subalterno de la socialdemocracia liberal que representa en exclusiva el PSOE, salvo en excepciones muy contadas, ha sufrido un duro revés que le hace perder presencia las instituciones en muchos casos. Este varapalo, incluyendo territorios como el País Valencià hasta ahora fundamentales en su estructura orgánica, provocará que, en la resolución de la inevitable crisis interna, se sitúen cada vez más en clave de hacer valer sus escasos representantes institucionales para alcanzar cuotas de poder que les permita sobrevivir como organización y proyecto político. Ajenos totalmente a cualquier propuesta o principio programático, IU se encamina a constituirse, de forma definitiva, en una coordinadora de cargos públicos que, sin referencias ideológicas y programáticas, entregará su escaso patrimonio político (y patrimonial) a cambio de la defensa de los intereses particulares de sus liberados.





La pregunta es qué hará el PCE en este proceso. A falta que el tiempo confirme nuestras hipótesis, pensamos que la posibilidad más real es que carentes de capacidad de respuesta política y con una incapacidad manifiesta de recuperar espacio y protagonismo en la movilización social, la dirección del PCE, mientras la liquidación del patrimonio del PCE y de IU se lo siga permitiendo, seguirá aferrada a las migajas de las prebendas del sistema que negocie la actual dirección de IU.

Deberán ser los militantes comunistas, defendiendo los principios del marxismo – leninismo, quienes en última instancia decidan si se produce la ruptura definitiva con el reformismo o continúa la deriva hacia la completa liquidación iniciada por un “eurocomunismo” que aún guía la práctica de los dirigentes del PCE.


PCPE, UN RESULTADO ESCASO PERO TRABAJADO.

En medio de la marea del voto útil y del más férreo blocaje mediático a nuestras candidaturas, aumentar el número de listas y los votos de la mayoría de ellas es un pequeño, pero nada despreciable, éxito de nuestro Partido. Además, el éxito de muchas de las candidaturas unitarias de las que participamos o apoyamos: UPAN, ACE, MIA, BIA o ACPT hacen ver más cerca el horizonte del Frente de Izquierdas. Un resultado insuficiente, pero que abre la esperanza de que más pronto que tarde, como consecuencia de nuestra mayor fortaleza orgánica y nuestra mayor capacidad de intervención política entre la clase obrera y los sectores populares, la alternativa comunista, la alternativa y el espacio revolucionario se abra un hueco también en el abrupto y poco democrático sistema electoral.
Por último, queremos manifestar nuestro agradecimiento a los cientos de militantes y amigos/as que nos han ayudado, de las formas más diversas, a librar esta importante batalla contra el sistema de dominación capitalista.

2 comentarios:

olonico dijo...

que le den por culo al pueblo y se joda con el pp si es lo que quieren,poro eso si,seguiremos trabajando,tiempo al tiempo.
salud

viriato dijo...

El pueblo vota en función del nivel de conciencia que encierra.

El sistema (capitalista)lleva 30 años legitimando un régimen político que no ha sido contestado desde una fuerza rupturista.

La izquierda oficial, es la principal responsable de la farsa "democrática" que sufren los pueblos y naciones del Estado, pues pactaron con la burguesía franquista una legalidad que negaba 40 años de terror y el consiguiente desarme ideológico que sufren hoy las masas trabajadoras.

De aquellos polvos son hoy estos lodos.

No debemos achacar al pueblo esa responsabilidad; por el contrario, debemos seguir confiando en él, como único sujeto capaz de transformar la sociedad hacia una democracia dirigida por y para el pueblo.

Nuestra obligación es seguir trabajando para desenmascarar la farsa que nos venden como democracia, echar del poder a los explotadores y enterrar sus valores: la codicia, individualismo, insolidaridad, alienación, etc.

También debemos denunciar a la falsa izquierda que está sirviendo al sistema, como filtro para sofocar todo esfuerzo de organizar la rebeldía.

Saludos revolucionarios.

Viriato17@gmail.com